Consejos, Corporal

Llego la hora de reconectar, si no es ahora, ¿Cuándo?

este_verano_reconecta

Este verano aprovecha el tiempo para reconectar y recarga tus pilas. Tu cuerpo y tu mente lo necesitan, da igual lo que elijas, playa, montaña o el jardín más cercano. 

Aunque muchas veces no seamos conscientes, necesitamos a la naturaleza más de lo que creemos ¿Sabias que en Japón se practican los llamados “baños de bosque o Shinrin Yoku”? esta práctica consiste en visitar un bosque, con el único objetivo de reconectar y recuperar la paz y el equilibrio perdido.

El secreto de esto radica en hacerlo de forma consciente y esto solo se consigue activando nuestros cinco sentidos y practicando la atención plena. Ahora te estarás preguntando ¿y esto cómo se logra? poniendo atención a los olores, los sonidos, lo que estamos observando y siendo conscientes de las sensaciones en nuestra piel, este acto que parece tan sencillo pero que pocas veces hacemos conscientemente, nos conecta en el aquí y el ahora, convirtiendo esa experiencia en una experiencia memorable.

Así que la próxima vez que estés en contacto con la naturaleza, practica la atención plena. Eso sí, ten en cuenta que durante el verano los rayos de sol pegan más fuertes y las temperaturas son más altas, por lo que es bueno tener presentes algunos consejos que aquí te dejamos.

1. Bebe suficiente agua.

Durante los meses de más calor tu cuerpo necesita extra-hidratación, esto se debe a que el proceso de sudoración ayuda a nuestro cuerpo a regular la temperatura y, por lo tanto, requiere un extra de agua; así que bebe agua y siempre que puedas añádele un poco de limón, esto te ayudará a regular los niveles de ph del cuerpo y a alcalinizarlo.

2. Usa protector solar antes de exporte al sol.

Durante el verano, el sol nos llega con más intensidad que el resto del año, por lo que es importante poner más atención al cuidado y aplicarnos una Leche solar protección alta, la nuestra, además de proteger tu piel de los efectos del sol te ayuda a favorecer la circulación y regenerar tu piel. Su secreto se encuentra en las propiedades del hamamelis y del castaño de indias, que favorece la circulación y evita inflamaciones en la piel, el espino amarillo que al contener altas cantidades de vitamina C, E y betacaroteno aporta propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Así como la salvia que en combinación con el aloe vera regenera y calma tu piel.

Broceador Intensivo y Leche Solar

¿Quieres conseguir un moreno de envidia? entonces el Bronceador Intensivo es para ti, gracias a los efectos de ingredientes como el aceite de coco y zanahoria, mezclados con la nuez de macadamia y el te verde, estos actúan como potenciadores del bronceado, multiplicando por cuatro la rapidez y la intensidad, además, protegen tu piel y ayudan a que el bronceado dure más.

Si tienes una piel muy blanca, tienes que saber que tu piel produce una menor cantidad de melanina y, por lo tanto, conseguir un bronceado te va a costar un poco más, este tipo de pieles pueden pasar del blanco al rojo con mucha facilidad llegando incluso a sufrir quemaduras. Por lo que, la leche solar es imprescindible al exponerte al sol y aunque conseguir un bronceado cueste un pelín más, lo mejor es hacerlo poco a poco.

3. Evita las horas de más calor.

Recuerda que hay horas en que el sol refleja de forma más directa, lo ideal es tomarlo antes de las 10 de la mañana o después de las 4 de la tarde.  Entre las 13 y las 16 horas lo más conveniente es evitar exponerte al sol directamente.

Usar accesorios como sombrilla, gafas de sol, sombrero o gorra, pueden ser una buena alternativa para reducir la cantidad de sol que impacta sobre ti.

4. Aliméntate según la temporada

Come para nutrir tu cuerpo, cada temporada requiere cosas diferentes. En verano, el cuerpo necesita estar más ligero y fresco, tenemos la suerte de tener frutas y verduras frescas de gran calidad prácticamente todo el año, por lo que siempre es mejor elegir fruta de temporada, la naturaleza es sabía y nos da cada estación lo que necesitamos.

Si te cuesta decidirte, elige frutas variadas, así te aseguras de ingerir variedad de vitaminas y minerales.

5. Disfruta de tus seres queridos.

Uno de los grandes aprendizajes que este periodo nos ha enseñado, es poner en valor lo que realmente importa, nuestra familia y nuestros seres queridos, esto también incluye a nuestras mascotas, si tienes suerte de tener a alguien a quien quieres ya puedes sentirte un afortunado.

Ya sea de forma presencial o con una llamada, siempre hay formas de conectar con estas personas, así que no desaproveches las oportunidades. Aunque no lo creas esto te va a hacer sentir más feliz.

Esperamos que estos consejos te ayuden a reconectar y disfrutar de este verano, sin olvidar cuidar de lo más importante, de ti mism@ y convertir este verano en uno inolvidable

Deja una respuesta