Corporal, Solar

Los efectos de un golpe de calor y qué hacer

los_efectos_de_un_golpe_de_calor

Si bien tomar el sol puede proporcionarte grandes beneficios, uno de ellos es la producción de Vitamina D que se sintetiza con el sol, esta vitamina D contribuye principalmente a la formación musculo-ósea y a la mejora de nuestro estado de animo, de ahí su importancia.  

Pero como bien dicen, todo en exceso puede llegar a ser perjudicial y el sol no es la excepción. El cuerpo es una máquina perfecta que nos envía señales de alerta que muchas veces pasamos por alto, algunas de ellas son:  

  • Sudoración: el cuerpo tiene una temperatura media que oscila entre los 35 y 37 grados, cuando la temperatura comienza a elevarse por encima de los 40 grados, nuestro cuerpo comienza a sudar para intentar reducir la temperatura corporal, de ahí la importancia de una correcta hidratación de forma continua.

  • Del bronceado a la quemadura: Cuando estamos en contacto con el sol de forma prolongada, nuestra piel comienza a producir más melanina. Si bien nos encanta un bronceado dorado, la exposición de forma prolongada en las horas de más intensidad y sin la protección adecuada, puede llegar a causarnos una quemadura en la piel que puede ir desde una irritación hasta una lesión.

  • Malestar físico: La cabeza es la parte del cuerpo que casi siempre es de las más expuestas a la radiación y generalmente es la gran olvidada, son pocos los que tienen la precaución de usar algún tipo de gorra o sombrero. Cuando estamos expuestos a temperaturas por arriba de los 40 grados centígrados provoca que los impulsos nerviosos se ralenticen y puede provocar malestares físicos como migrañas, cambios en el estado de animo e incluso en las personas que ya tienen ciertas enfermedades como la epilepsia, puede detonar algún brote.

¿Cómo prevenimos un golpe de calor?

  • Usa ropa de tejidos frescos como el algodón y el lino que favorecen la transpiración y que te mantienen fresco.

  • Evita una exposición repentina a altas temperaturas, muchas veces viajamos a lugares muy calurosos y nuestro cuerpo sufre un cambio drástico en la temperatura a la qué normalmente estamos acostumbrados y en las personas más sensibles, este cambio repentino podría provocar incluso bajadas de tensión y una descompensación en el cuerpo.

  • Bebe suficiente líquido. Si vas a exponerte al sol, evita el consumo de bebidas alcohólicas que lo único que hacen es incrementar la deshidratación de tu cuerpo. Lo mismo aplica con los diuréticos que muchas veces son consumidos con una finalidad estética, pero que contribuyen a la eliminación de líquidos en tu cuerpo, dejándolo sin las reservas necesarias para combatir las altas temperaturas.

  • Elige alimentos con alto porcentaje de agua como frutas, verduras, gazpacho o sopas frías, los alimentos son otra forma que tiene el cuerpo de hidratarse.

  • Usa gorras, sombreros, sombrillas para protegerte del sol durante periodos prolongados.

  • Protege tu piel de la cara y el cuerpo de forma natural con una leche solar con protección solar como nuestra Leche Solar con Protección Alta que no solo cree una barrera protectora frente a los rayos UV, sino que además active la circulación y evite la deshidratación en la piel.

¿Qué hacemos si tenemos un golpe de calor?

Es muy importante que si te encuentras mal, lo primero es acudir al médico para asegurarte de que tu salud no esta comprometida. Si solo tienes malestar, hay ciertas cosas que puedes hacer en casa para compensar el exceso de calor y la elevada temperatura a la que has expuesto a tu cuerpo:

  • Reduce la temperatura corporal, si tienes bañera llénala con agua fría e incluso pon unos cubitos de hielo y quédate ahí un tiempo hasta conseguir bajar la temperatura externa unos grados.

Bebe líquidos fríos, el agua que entra a tu cuerpo ayuda a reducir la temperatura interna y esto te beneficia, si puedes añade una pizca de sal del Himalaya al agua o bicarbonato con un limón exprimido. Así recuperarás la hidratación y los minerales perdidos. 

  • Si tu piel ha sufrido los efectos y presentas rojeces, aplicar  la Loción Regeneradora Herbal & Aloe, qué con la mezcla de hierbas como el hipérico, el árnica y la centella asiática actúan directamente sobre tu piel y la calman, desinflaman, mejoran la circulación y activan la regeneración de la piel.

En los casos de una exposición excesiva, te recomendamos aplicarla en el cuero cabelludo para reducir lo efectos sobre tu cabeza, notarás una mejoría más rápida.

Observa como te encuentras en los días posteriores y si lo necesitas, repítelos hasta que te encuentres bien.

Los golpes de calor son más frecuentes de los que piensas y los niños, las personas mayores y las mascotas son los más susceptibles, por lo que es importante cuidarlos e insistir en los consejos que te damos.

Disfruta del sol con las precauciones necesarias, así solo te quedas con lo mejor del verano, que es un buen bronceado y una gran sonrisa.

Deja una respuesta