Corporal, Nutrición

¿Cómo mejorar la mala circulación de las piernas?

La mala circulación de las piernas no es solo un asunto que afecta a personas mayores, cada vez más gente joven sufre de problemas de circulación debido a la cantidad de horas que pasan sentados frente al ordenador. Si quieres averiguar si sufres de mala circulación mira si sufres algunos de los siguientes síntomas:

Síntomas de una mala circulación de las piernas:

  • Las piernas se hinchan constantemente.
  • Tengo arañas vasculares.
  • Siento hormigueo y calambres en las piernas.
  • Tengo engrosamiento de venas y han cambiado de color.
  • La piel de las piernas ha cambiado de color.
  • Tengo la piel de las piernas seca y acartonada.

Si estos síntomas te suenan familiares, es muy posible que estés sufriendo mala circulación. Es muy importante que visites regularmente a tu médico para realizar un chequeo de tu salud general, en algunas personas se ha observado que la mala circulación tiene relación con unos ratios altos de triglicéridos que son los causantes de la obstrucción de los vasos sanguíneos.

Una vez comprobado que todo está bien, estos consejos pueden contribuir a mejorar tu circulación:

  1. Incorpora alguno de estos hábitos a tu rutina diaria:
  • Hidrátate muy bien y mantén una dieta equilibrada baja en sodio para evitar retener líquidos.
  • Haz deporte, el deporte activa la circulación. Si no haces deporte, muévete todo lo que puedes, pero actívate.
  • Usa zapatos cómodos y con un poco de altura, esto reduce la presión en los tobillos y hace que la sangre funcione mejor.
  • Evita fuentes directas de calor. Si bien en verano nos encanta ir a la playa, si sufres de mala circulación, tomar mucho el sol puede que no te siente muy bien.
  • Evita cruzar las piernas, esta posición reduce la circulación y aumenta la presión.

2. Practica los masajes activadores de la circulación en las piernas.

  • Con la Loción Piernas Cansadas: masajea tus piernas con movimientos ascendente para favorecer la circulación, está loción combina algunos ingredientes esenciales para activar la circulación en las piernas como el Ruscus, el Castaño de Indias, el Hamamelis y el Árnica que contribuyen a mejorar la resistencia de los capilares, favorecen el riego sanguíneo periférico que impide su estancamiento, reducen la inflamación y favorecen la restauración de la piel. Con una textura ligera y su efecto frío, desde la primera aplicación notarás sus resultados.
  • Extracto Herbal Hemo Adapt: es una perfecta combinación de plantas adaptógenas creado para mejorar los trastornos circulatorios de arterias y venas. El extracto de Sinthesis Salud está avalado por estudios científicos que comprueban su eficacia mejorando el sistema vascular como vasodilatador, antioxidante y antiinflamatorio, por lo que las personas con problemas de circulación, pie diabético, varices en miembros inferiores y hemorroides observarán sus beneficios.
  • Extracto Qi de Fuego: Ideal para añadirlo a una bebida ya sea fría o caliente, es ideal para mejorar tu sistema circulatorio. Gracias a ingredientes como el te verde y rojo, el ginko biloba o el castaño de indias, la fórmula del extracto Qi de Fuego ha demostrado mejorar la circulación de la sangre, reducir la tensión alta y la fragilidad capilar.

3. Los alimentos importan.

Frutas y verduras para la circulación

La clase de alimentos que consumes pueden ser la clave para mejorar la circulación, ya que una dieta a base de frutas y verduras con una baja ingesta de grasas saturadas ayuda a mejorar la circulación.  

  • Vitamina A: esta vitamina esta presente en todos los alimentos que son de color rojo, naranja y morado. Estos alimentos contienen un alto porcentaje de antioxidantes que tienen efecto antiinflamatorio.
  • Vitamina K: esta vitamina mejora la fluidez de la sangre que favorece la eliminación de líquidos. Está presente en alimentos de color verde como la espinaca, la rúcula y las acelgas.  Es importante que controles la cantidad de este tipo de alimento en caso de tener algún padecimiento relacionado con la fluidez de la sangre.
  • Potasio: Este mineral es clave en la función nerviosa, muscular y específicamente en el mantenimiento de la función cardiaca. Puedes encontrarlo en las carnes rojas, el pollo, el salmón, el bacalao y en alimentos de origen vegetal como el plátano, el aguacate, el tomate, las espinacas, las legumbres y los frutos secos.

Como puedes ver, mejorar la circulación es posible si pones atención a tu salud, tus hábitos y lo que comes.

Deja una respuesta